Los Detectives Salvajes

El simple hecho de nombrar Real Visceralistas traía consigo miles de interpretaciones, algunas lógicas otras no, de lo que éste nombre significa sin embargo, para García Madero estudiante de la Facultad de Derecho, el nombre le cambió la vida. Aquí comienza la pequeña narración de extraordinarios hechos, de miles de descripciones, de grandes hazañas y de personajes importantes en esta historia.

los

***

Desde el momento en que se menciona el concepto de poesía se abre un paraíso infinito de nuevas corrientes, muchas de ellas ligadas a los europeos otras muy familiarizadas con la América Latina, poetas realmente inmortales, poesías que son historia.  Desde ese momento la poesía se visualiza como un objetivo, como una ideología, como una vocación, como una pasión, se vuelve un factor importante para toda la historia, de ella dependen muchos de los nudos, de los desenlaces, de las conclusiones o de las mismas discusiones entre personajes

Para los Visceralistas la poesía mexicana y latinoamericana se dividía en dos partes: los que seguían a Octavio Paz y los que lo odiaban, sin olvidar al imperio de Pablo Neruda decían ellos “entre la espada y la pared”. De ellos siempre surge la idea de cambiar toda la historia de la poesía, porque para ellos como para los “Estridentistas” el grupo que comandara Cesárea Tinajero, su participación es lo más valioso que se pudiera tener, aunque al final muchos de los proyectos se vieran truncados por momentos inesperados.

***

***

La forma en que el libro se desarrolla, los hechos que atrae consigo las personalidades dentro de la poesía, es lo que hace de los Detectives salvajes un libro con mucho valor. Es para mi gusto un libro que utiliza de manera fenomenal el contexto que la ciudad le ofrece, las descripciones son limpias y a veces metafóricas pero gran sentido de la apreciación. En el libro hay un poema que me llamó mucho la atención y no solamente por lo que dice sino por la interpretación que se puede dar él el poema es de Efrén Rebolledo va así:

EL VAMPIRO

Ruedan tus rizos lóbregos y gruesos
por tus cándidas formas como un río,
y esparzo en su raudal crespo y sombrío
las rosas encendidas de mis besos.

En tanto que descojo los espesos
anillos, siento el roce leve y frío
de tu mano, y un largo calosfrío
me recorre y penetra hasta los huesos.

Tus pupilas caóticas y hurañas
destellan cuando escuchan el suspiro
que sale desgarrando mis entrañas,

y mientras yo agonizo, tú, sedienta,
finges un negro y pertinaz vampiro
que de mi ardiente sangre se sustenta.

***

Los Detectives Salvajes ganadora del premio XVI Herralde por unanimidad, una novela que aunque no es corta es muy entretenida, grandes narraciones, grandes citas, personajes como las hermanas Font que reflejan las duras etapas de la adolescencia o personajes como Lupita, Arturo Belano, Ulises Lima, Pancho y Moctezuma Rodríguez, Piel Divina entre otros son la bella imagen de las inquietudes que asechan a cualquier persona en la formación de su destino.

Las palabras se convierten en imágenes en reflejos de la realidad, de una realidad moderna, de los acontecimientos que cimbraron a  un país como los del Movimiento Estudiantil de 1968 en el caso de México, o en el Golpe de Estado ocurrido en Chile, son más o menos la dos realidades más contundentes del milenio pasado de los que quedaron marcados en la memoria y que las palabras solo sirven para devolver la nostalgia de lo que fue y que tal vez ya no será.

LA

¡Déjenlo todo, nuevamente! (Selección de Poemas)

¡Lo prometido, para mí, es deuda!

Quédense a leer la selección de poemas que me parecieron más chulos del movimiento infrarrealista mexicano; la selección está divida en tres parte (se recomienda beber un trago de café, tequila, mezcal, para acompañar). 

¡ADELANTE!

He introducido mi vida

en la vulva radiante de la estupefacción

/ Mi droga es respirar este aire caliente /

Traducir a la luna en mi piel

: hermanar mis heridas con su savia creciente :

Mario Papasquiaro 

***

El Burro

(Fragmento)

Y a veces sueño que Mario llega
Con su moto negra en medio de la pesadilla
Y partimos rumbo al norte,
Rumbo a los pueblos fantasmas donde moran
Las lagartijas y las moscas.
Y mientras el sueño me transporta
De un continente a otro
A través de una ducha de estrellas frías e indoloras,
Veo la moto negra, como un burro de otro planeta,
Partir en dos las tierras de Coahuila.
Un burro de otro planeta
Que es el anhelo desbocado de nuestra ignorancia,
Pero que también es nuestra esperanza
Y nuestro valor.

Roberto Bolaño

***

Comienza a vomitar la luz

El Amor no es una ecuación mental,
el Odio sí que raspa las rodillas
enmudece labios / encanece niños;
por lo pronto
ningún dibujito fálico
en la pizarra de una escuela es la vida/
porque mientras la muerte
camina ya sobre nosotros:
“Tarantula´s Power”,
la Vida no puede seguir siendo
un mero manchón de comida
sobre la ropa limpia.
Ni ésto,
ni un póster de Raquel Welch
o Emiliano Zapata reducido a póster;
De una vez:
Ni las fábulas de
Stalin o Samaniego.

Mario Papasquiaro

***

Increpación

(Fragmento)

¿A quién le importa? ¡Qué te importa!

Mueren y mueren gentes,

matan y matan bosques, mares, aires, selvas.

Nada de lo que pueda suceder está fuera de mi alcance,

mas no soy responsable de que en asuntos grandiosos sólo me esfuerce.

Mírame, mundo, y no guiñes el ojo ni te burles de mí,

pues yo contigo me comporto a la altura de mis intereses

que son, si no lo sabes, los intereses de la mayoría.

Cuauthémoc Méndez

***

las

COMO DATO:

El infrarrealismo es un movimiento poético fundado en 1975 en México, DF por un grupo de veinte poetas jóvenes, entre los que se encontraban Roberto Bolaño, Mario Santiago Papasquiaro,José Vicente Anaya, Rubén Medina, José Rosas Ribeyro, entre otros, en su mayoría mexicanos.

***

El acantilado

Sombras de tu rostro. Así hago mi futuro.
Mordiendo espacios y silencios.

El río se abre sobre el mar.
El rostro golpeado, voz y eco en el castillo.
Distancias, ganchos. Pies con forma de árbol.

Senderos por donde caminan soldados.
Las sábanas un poco húmedas. El latido.
Mi cuerpo amortajado continúa apretando
los puños.

Bruno Montané

***

Me acabo de morir

Yo no conozco algo más duro que el corazón.
Me estoy olvidando que nací;
que tuve 24 años, una mujer y un hijo;
que vivo en un barrio asqueroso
donde los niños llevan un cinturón en el cerebro,
donde Simpatía y Esfuerzo son sus padres mongólicos.
Estoy esperando un examen;
una mano experta que diga: Está muerto;
alguien que use el cerebro para decir eso.
Me acabo de morir,
tenía la sospecha;
pero lo que nunca tuve
es lo que me está matando con sospechas:
Capricho life —private eye–.
A ver si se entiende.

José Peguero

***

Volverás

si tocaras todos los días a mi puerta vomitaras y te largaras

si todas las noches cagaras junto a mi ventana

si te masturbaras sobre los pasteles de mis cumpleaños

si gravaras en oro mi epitafio con la leyenda “al más mamón/ al más ojete”

si escupieras tu gargajo más gandalla en mi fotografía en mi café

si dibujaras mis testículos crucificados en todos los sanitarios públicos

si gruñeras en la ducha en el tocador

si leyeras mis poemas en el congreso de la unión

si degollaras a todo aquel que pronuncie mi jodido nombre

si hollinaras mis sábanas mis calzoncillos mi tabaco

si te quejaras a la juez más inaudita y extasiada

si acudieras a derechos humanos por tus derechos infrahumanos/ todo/ apresúrate

si vendieras a satán tus nalgas por un delirio: VOLVERÁS

Oscar Altamirano

***

ro

COMO DATO:

La Mandarina de tus labios

tu piel, tu piel, mi piel
tus ojos y otra vez la piel
tus labios, oh tus labios
la mandarina de tus labios
tus piernas, mis piernas
las piernas al son
giran / girar los cuerpos
los cuerpos, los dedos
las yemas incendiarias
el compás de los cuerpos
tus ojos, y otra vez la piel
relámpagos en tus ojos
oblicuos los cuerpos
la piel de tu pecho, toda la piel
el estallido del orgasmo
y otra vez tu piel,
la piel.

Guadalupe Ochoa

***

El último poema

(Fragmento)

–No trabajo. Ya no trabajo; de hecho nunca he trabajado.

Soy ratero…

dije en la comisaría

en un reciente apañón

–Ya no tengo familia; de hecho nunca he tenido familia…

ya no tengo domicilio…

ni plato para las hojuelas de maíz

Pedro Damián Bautista

***

Abriremos nuestros pulmones a un aire sin veneno

(Fragmento)

El Sol se desbarata cogiendo con tus ojos.
El crimen es breve en el umbral del tiempo
y en los pliegues de primavera
la línea resinosa de la vida guarda sus secretos.
Inmensas coincidencias,
codicia de frutos resquebrajados,
rescate de la eterna agitación –hervidero de sangre– luz que nos une
y el amor seguido de soles hechiceros mordiendo el camino que se deja.

Tomo de los latidos de tu corazón el grito de los ángeles.
Para empezar el día te regalo mi canto,
mis caderas constructoras,
el aullido de mis verdades de acero.
La vida la vida la vida ¿quién dijo?

Jorge Hernández Pieldivina

***

Esto no es un poema

Soy el aire que te hace toser

que se mete por tus narices, y te quema.

También soy la lluvia, y tus ojos,

como en ácido se asfixian.

Quédate a mi lado,

muérete,

púdrete,

vuelve a nacer.

Quiero tenerte lentamente.

Arrancaré tus piernas,

comeré la sal de tu sudor.

Ábreme el cráneo

que no encontrarás nada.

Solamente el corazón,

mezclado con el jugo de bilis,

rezará por tus entrañas.

Jorge García Obregón 

***

A MANERA DE CONCLUSIÓN:

La selección que dedico a esta entrada se trata de una búsqueda, nada minuciosa, pero sí reflexiva y comparativa de la poesía del movimiento infrarrealista mexicano con otro tipo de poesía que he leído en mi corta vida. La lectura de estos poemas ha provocado en mí una manera muy diferente de apreciar la poesía y, sin duda, a los poetas.

Si ustedes gustan leer y conocer más sobre el movimiento clic al siguiente enlace:

Movimiento Infrarrealista

Los Infrarrealistas (poesía desmadre)

Imagínense ustedes un “grupo de choque” (metafóricamente hablando), recordando el MURO de la UNAM o los famosos “Halcones” del jueves de corpus, pero dentro de la poesía tradicional mexicana. Porque no todos los poetas, al contrario de lo que se piensa, son gente que se la pasan en las bibliotecas o los cafés chinos escribiendo prosa, sino todo lo contrario. Es el ejemplo del grupo conocido como Los Infrarrealistas, que fueron los poetas que acabaron con la tradición intelectual y re-fundaron la tradición del inconsciente : el desmadre.

infras1

El desmadre poético

Cuando digo que los Infrarrealistas acabaron con la tradición intelectual no me quiero referir a que fueran unos ignorantes, ni mucho menos. Los Infrarrealistas rompieron el vínculo con la tradición poética al cambiar sus versos y su prosa por letras ácidas, asiduos escritores del vómito y la cruda, fanáticos de plasmar la realidad, la terrible realidad fantasma, que no encontrábamos en los poemas de Octavio Paz (enemigo número del grupo), o la de sus achichincles.

infras2

Es en 1974, cuando un grupo de jóvenes insurrectos se revelaron en un taller poético, para desterrar al coordinador de dicho curso, y fundar más tarde en 1975, en una Colonia del Centro Histórico de la Ciudad de México, lo que se conocería como el grupo de los Infrarrealistas.

Escribe Ramón Méndez (integrante del grupo infrarrealista) acerca de la formación del grupo:

“La idea del nombre y la fundación de un movimiento contra la cultura oficial fue de Roberto Bolaño, entusiasmado por la poesía irreverente de algunos cuantos jóvenes que seguíamos frecuentándonos tras nuestra expulsión del taller de Bañuelos… Entre aquellos jóvenes los más beligerantes eran Mario Santiago, que entonces aún no había adoptado el Papasquiaro, y Héctor Apolinar… Una madrugada de 1975, agotadas las reservas del espirituoso que compartíamos y cansados de vagar por las calles del centro de la Ciudad de México, Mario Santiago me invitó a visitar a un amigo suyo: Roberto Bolaño, quien vivía en un vetusto edificio cerca de la estación Cuauhtémoc del Metro. La recepción de Roberto no fue muy cordial que digamos, pues lo interrumpíamos de su diaria jornada de redacción creativa mañanera, que cumplía con el rigor de un burócrata sujeto a reloj checador. La conversación no fue muy larga, pero sí muy intensa. Cuando Santiago y yo salimos de la casa de Bolaño lo habíamos convencido de nuestra subversión vital contra el oficialismo de la cultura, y nos había comparado con los beatniks: ‘Tú eres Ginsberg –le había dicho a Santiago‑, y éste es Corzo: son los beatniks de México'”

infras3

Escribe Cuauhtémoc Méndez sobre el infrarrealismo:

Cuando en 1976 aparece públicamente el Movimiento Infrarrealista, hacía dos años que el decano de los talleristas en México nos había expulsado de su coto universitario porque le redactamos su renuncia. Desde entonces las lenguas viperinas del “mundillo cultural” propagaron la especie de que los infras éramos unos provocadores y reventadores de lecturas poéticas. El chisme se acrecentó por nuestra beligerante participación en un deslucido congreso internacional de escritores, por algunos incidentes con Octavio Paz –el último Nerón de las panaderías literarias del país—y finalmente por los sucesos de 1983 en el Palacio de Minería.

Y como ya es costumbre aquí sustituir la crítica por la valorata anecdótica, como bien se dice en la contraportada de Canciones para gandallas y otros poemas urbanos, esos dos que tres hechos bastaron para que los críticos de la literatura dieran cimiento al mito de nuestra mala fama. Mas por paradojal coincidencia, porque el primer ataque público y colectivo en el que nos lanzamos a fondo fue al funcionamiento del taller de poesía que en la UNAM dirige a perpetuidad don Juan (perdón, voy al) Bañuelos, desde mediados de la década anterior empezaron a pulular esa suerte de incubadoras auspiciadas por las instituciones mudocráticas, con el claro propósito de procrear las camadas de escritores que habrán de sustituir a quienes hoy sirven de lavanderas de conciencia del estado de cosas imperante

El Manifiesto Infrarrealista de Roberto Bolaño (síntesis):

 “El riesgo siempre está en otra parte. El verdadero poeta es el que siempre está abandonándose. Nunca demasiado tiempo en un mismo lugar, como los guerrilleros, como los ovnis, como los ojos blancos de los prisioneros a cadena perpetua.”

“¿Quién ha atravesado la ciudad y por única música sólo ha tenido los silbidos de sus semejantes, sus propias palabras de asombro y rabia?

                            El tipo hermoso que no sabía

                   que el orgasmo de las chavas es clitoral

(Busquen, no solamente en los museos hay mierda) (Un proceso de museificación individual) (Certeza de que todo está nombrado, develado) (Miedo a descubrir) ( Miedo a los desequilibrios no previstos).”

El Manifiesto Infrarrealista de Mario Santiago (síntesis):

“En esta hora más que anteriormente, el problema artístico no

puede se considerado como una lucha interna de tendencias/

sino sobre todo como una lucha tácita (casi declarada) entre

quienes de manera consciente o no, están con el sistema y

pretenden conservarlos, prolongarlo/ Y quienes también de manera

consciente, o no, quieren hacerlo estallar”

Esta rola está basada, fantásticamente, en fragmentos de poemas Infrarrealistas, todo una joyita ¡Disfruten!

¡Hasta la próxima entrada que, irremediablemente, será de poesía infrarrealista!