Rulfo en el páramo

En esta entrada pretendo reunir pequeños fragmentos de cuentos y novelas que me parecieron importantes, tanto por su forma como por su significado, son segmentos que enriquecen el lenguaje poético y, sobre todo, caracterizan la obra de Juan Rulfo. Esta selección intentará que las letras de Rulfo expresen algo más que una simple oración y un lenguaje figurativo, algo más.

Nota importante: las fotografías que aparecen en este blog (menos la primera) fueron tomadas por Rulfo; y ahora pertenecen a la fundación que lleva su nombre. 

¡Adelante caminante!

rul

Si el hombre es polvo Esos que andan por el llano Son hombres.

Octavio Paz

La obra de Juan Ruflo no es extensa, pero sí tremendamente enriquecedora. Dos de sus obras: “El Llano en Llamas”, por un lado, y la novela “Pedro Páramo” lograron que Rulfo se colocara entre los escritores más reconocidos y prestigiados de su época. Mucho se rumoreaba sobre esta gran autor mexicano sin embargo, lo único que conocemos de él es su espléndida manera de convertir su palabras en tropos literarios que quedarán por siempre en la memoria de los que lo han leído.

***

Fragmento de la novela Pedro Páramo

Era la hora en que los niños juegan en las calles de todos los pueblos, llenando con sus gritos la tarde. Cuando aun las paredes negras reflejan la luz amarilla del sol. Al menos eso había visto en Sayula, todavía ayer a esta misma hora. Y había visto también el vuelo de las palomas rompiendo el aire quieto, sacudiendo sus alas como si se desprendieran del día. Volaban y caían sobre los tejados, mientras los gritos de los niños revoloteaban y parecían teñirse de azul en el cielo del atardecer. Ahora estaba aquí, en este pueblo sin ruidos. Oía caer mis pisadas sobre las piedras redondas con que estaban empedradas las calles. Mis pisadas huecas, repitiendo su sonido en el eco de las paredes teñidas por el sol del atardecer

niña

Niña corriendo en un portal de Jalisco, 1961.

***

Fragmento de “El Hombre” cuento del libro “El Llano en Llamas”

(si quieres leer el Llano en Llamas en formato PDF dale clic a este enlace)

“Lo señaló su propio coraje -dijo el perseguidor-. El ha dicho quién es, ahora sólo falta saber dónde está. Terminaré de subir por donde subió, después bajaré por donde bajó, rastreándolo hasta cansarlo. Y donde yo me detenga, allí estará. Se arrodillará y me pedirá perdón. Y yo le dejaré ir un balazo en la nuca… “Eso sucederá cuando yo te encuentre.”

Autorretrato de Juan Rulfo en el Nevado de Toluca, década de 1940 (1)

Autorretrato de Juan Rulfo en el Nevado de Toluca, década de 1940

***

Cuento “La Madrugada” del libro “El Llano en Llamas”

San Gabriel sale de la niebla húmedo de rocío. Las nubes de la noche durmieron sobre el pueblo buscando el calor de la gente. Ahora está por salir el sol y la niebla se levanta despacio, enrollando su sábana, dejando hebras blancas encima de los tejados. Un vapor gris, apenas visible, sube de los árboles y de la tierra mojada atraído por las nubes; pero se desvanece en seguida. Y detrás de él aparece el humo negro de las cocinas, oloroso a encino quemado, cubriendo el cielo de cenizas.

popo

Popocatépetl, 1940.

***

Fragmento del cuento “Talpa” del libro “El Llano en Llamas”

Siempre sucedía que la tierra sobre la que dormíamos estaba caliente. Y la carne de Natalia, la esposa de mi hermano Tanilo, se calentaba en seguida con el calor de la tierra. Luego aquellos dos calores juntos quemaban y lo hacían a uno despertar de su sueño. Entonces mis manos iban detrás de ella; iban y venían por encima de ese como rescoldo que era ella; primero suavemente, pero después la apretaban como si quisieran exprimirle la sangre. Así una y otra vez, noche tras noche, hasta que llegaba la madrugada y el viento frío apagaba la lumbre de nuestros cuerpos. Eso hacíamos Natalia y yo a un lado del camino de Talpa, cuando llevamos a Tanilo para que la Virgen lo aliviara.

***

COMO DATO:

Juan Nepomuceno Pérez Rulfo Vizcaíno, escritor mexicano, nació el 16 de mayo de 1917. Existen documentos que indican a Sayula, Jalisco, como el sitio de su natalicio, sin embargo, otras fuentes sugieren que vio la luz en Apulco pero fue registrado en Sayula.

***

CURIOSIDAD:

El grupo español de rock, Radio Futura –que interpretó en los  años 80 temas como Veneno en la piel– posee una canción inspirada en la obra del escritor mexicano, se trata del tema “Lluvia del porvenir”, incluida en su álbum de 1987 La canción de Juan Perro.

Fuentes de información: http://www.sexenio.com.mx/articulo.php?id=15298

Anuncios

Los Recuerdos de Elena Garro

Esta entrada está dedicada a la grandísima autora mexicana: Elena Garro. Porque su narrativa es, al igual que la de muchos hombres, una fuente inagotable de retórica, realismo y belleza literaria.

elena

 

Tus ojos son los ojos fijos del tigre y un minuto

Después son los ojos húmedos del perro.

Patria de sangre, única tierra que conozco y

me conoce, única patria en la que creo,

única puerta al infinito.

Octavio Paz

Vida y Obra

Hija de padre español y madre mexicana, Elena Garro Navarro, nació en el estado de Puebla el 11 de diciembre de 1920. Recordada tanto por su obra literaria como por su activismo político, realizó sus estudios en letras en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde conoció a quién sería su marido, Octavio Paz -bendición y maldición-.

Entre sus guiones cinematogáricos destacan los realizados para las películas “Las hermanas Vivanco” y “Sólo de noche vienes” También, Elena escribió un libro de cuentos “La semana de los colores” que, como toda su obra, la materia prima es totalmente mexicana, una materia que Garro revalora y pone en tela de juicio. Al mismo tiempo que nos lleva por los caminos de su infancia, nos enfrenta con las injusticias sociales, el hambre, los crímenes y la corrupción, en medio de atmósferas mágicas.

En 1963, Elena, con un ámplio conocimiento de literatura, escribe la que sería su novela más importante Los Recuerdos del Porvenir, novela ganadora del premio Xavier Villaurrutia en el mismo año de la publicación. Esta novela es importante dentro de la literatura mexicana y latinoamericana no sólo por el gran estilo que caracterizó la escritura de Garro (poesía y literatura mezcladas en novela) sino por ser una, o la primera, escritora en experimentar con el género literario conocido como realismo mágico.

Muchos han sido los escritores que han reconocido en Garro a una precursora del realismo mágico, ya que su novela fue escrita cuatro años antes que Cien años de soledad de Gabriel García Márquez; ya Sergio Callao señalaba las similitudes, la constante denuncia y crítica al caciquismo y las promesas incumplidas de la revolución agraria, entre la novela de Garro y el Pedro Páramo (clic al link para leer el libro) de Juan Rulfo.

hector_garcia_5

Elena Garro y Gabriel García Márquez

Fotografía de Héctor García

Después de los sucesos del 2 de octubre de 1968, Elena Garro fue acusada, injustamente, de encabezar un complot comunista para derrocar al gobierno. Vivió en el exilio de 1972 a 1993.

En una nota publicada por el periódico El Universal (Elena Garro, una carrera literaria entre la persecución) se habla de los años posteriores a su divorcio con Octavio Paz:

Durante las insurrecciones estudiantiles de las décadas de los sesenta y los setenta, Garro se divorció de Octavio Paz, para más adelante autoexiliarse, y radicar en Francia, al lado de su hija Helena, durante casi veinte años; muchas han sido las especulaciones en cuanto al por qué Garro partió a Francia; entre ellas, está la versión de una persecución política.

 http://www.eluniversal.com.mx/notas/562111.html

recu

¡Bengala! ¡Bengala! País extraodinario, azul, tendido en

una tierra remota, habitado por tigres amarillos.

Elena Garro, Los Recuerdos del Porvenir

Hace apenas unos días terminé de leer la novela Los Recuerdos del Porvenir. Las primeras veinte páginas me encontré sumergido en la historia de un pueblo (Ixtepec) suspendido en el tiempo, el de los recuerdos. La narrativa te atrapa, es como si no pudieras dejar de leer, una y otra vez, las primeras líneas. La complejidad de sus letras, el manejo de su narración, es la que provoca la reflexión continua, la relectura incesante. Se avanza lento pero seguro.

Ya después, algunas páginas adelante, me encontré con la gran historia que propone Elena Garro. El contexto no es más que un pueblo olvidado en los esbozos de la Revolución Mexicana, un pueblo hundido en un estupor de recuerdos, de memorias imbatibles, de amores imposibles. El porvenir se transforma en un recuerdo inválido, por no decir imposible, que divaga durante toda la novela.

Elena se encargó de reflejar en su novela, en su teatro y muchos de sus cuentos, el sufrimiento de la clase más pobre. Las personas que viven en la monotonía de un sufrimiento inamovible, el dolor y recuerdo del hambre. ¿¡Para qué seguir luchando si se ha perdido toda esperanza!? Es como divagar en una gran ambigüedad, es el transcurrir dentro de una revolución muerta.

¡Qué cosas  tiene la vida!

Cuando yo leí Los Recuerdos  del Provenir, o era muy chica o no había abierto

esa ventana que da a l aurora boreal; ni modo, sí, me maravilló,

pero ahora que ya me voy a morir , la Garro sube a una escala maravillosa.

María Luisa Mendoza

AQUÍ UN FRAGMENTO DEL PROGRAMA “SILENCIO MAESTROS LEYENDO” DE  JUAN VILLORO