Los Hijos de Octavio Paz

La entrada está dedicada a uno de los grandes poetas y ensayistas más reconocidos en México, premio Nobel de Literatura, Octavio Paz. Su larga trayectoria como escritor y su afamado carácter forman, en conjunto, la genialidad de un gran personaje de la cultura mexicana.

octavio-paz-01

Niña (Fragmento)

Nombras el árbol, niña.
Y el árbol crece, lento y pleno,
anegando los aires,
verde deslumbramiento,
hasta volvernos verde la mirada

Octavio Paz

La vida de Octavio Paz, desde su nacimiento e infancia en Mixcoac, coincide con la de muchos escritores contemporáneos a su época. Su formación académica, definitivamente, es parte vital de la conformación de su pensamiento.

Su abuelo, Ireneo Paz, solado retirado de las fuerzas de Porfirio Díaz (simpatizante en los primeros años, crítico, años después, del régimen) intelectual liberal y novelista. Probablemente su abuelo fue la influencia más importante para Octavio Paz dentro del mundo literario.

Su padre, Octavio Paz Solórzano, trabajó como escribano y abogado para Emiliano Zapata. Criado por su madre, Josefina Lozano y su tía Amalia Paz. Es necesario mencionar que una figura recurrente dentro de la poesía de Paz fue la que formó su familia y sus progenitores.

Octavio

Acabar con todo (Fragmento)

Dame, llama invisible, espada fría,
tu persistente cólera,
para acabar con todo,
oh mundo seco,
oh mundo desangrado,
para acabar con todo.

Octavio Paz

Máscaras Mexicanas

Máscaras Mexicanas es un ensayo incluido en el libro “El Laberinto de la Soledad” que Octavio Paz publicó en el año de 1950. El ensayo  es la exposición, ante todo una crítica, sobre el comportamiento de los mexicanos. En él, se desarrolla la idea de que los mexicanos somos gente “cerrada” y demasiado “formalistas” (aspecto último calificado por el mismo Paz como: “el amor que profesamos a la forma”) escondiendo así, de manera automática, nuestro verdadero ser detrás de lo que Octavio califica como las Máscaras Mexicanas.

Se puede leer en el ensayo:

“Viejo o adolescente, criollo o mestizo, general, obrero o licenciado, el mexicano se me aparece como un ser que se encierra y se preserva: máscara el rostro y máscara la sonrisa”

El ensayo desarrolla, también, una vaga idea del carácter “resignado” y “tradicionalista” heredado, dice Paz, de las diferentes culturas, entre ellas la española y y la influencia hispanoárabe, que habitaron y formaron México. Octavio expone en su escrito la situación de la mujer mexicana que, al igual que el varón, se encuentra inmersa en la esfera de las relaciones de poder y voluntad que se le han impuesto a través de la historia.

Lo que Octavio quiere remarcar en este ensayo es la capacidad del mexicano para “defenderse”, hasta con la simulación y la mentira, del  mundo exterior que le rodea. Se trata de buscar al enemigo en cualquier lugar y en cualquier parte, “cerrarse” “perderse”  son las únicas posibilidades del mexicano. Dice Paz, “el mexicano anda como desollado cualquier palabra, o sospecha de palabra, le puede hacer daño”

Escribe Octavio Paz, en Máscaras Mexicanas:

” El mexicano siempre está lejos, lejos del mundo y de los demás. Lejos, también, de sí mismo.”

Piedra de Sol (Fragmento)

Voy por tu cuerpo como por el mundo,
tu vientre es una plaza soleada,
tus pechos dos iglesias donde oficia
la sangre sus misterios paralelos,
mis miradas te cubren como yedra,
eres una ciudad que el mar asedia,
una muralla que la luz divide
en dos mitades de color durazno,
un paraje de sal, rocas y pájaros
bajo la ley del mediodía absorto…

Octavio Paz

“Retomando a: Octavio Paz” programa dedicado a recorrer la vida de figuras culturales de nuestro país.

Anuncios

El túnel de Sábato

Esta entrada está dedicada al trabajo del escritor argentino Ernesto Sabato. Su novela “El Túnel“, y todo su demás trabajo, son parte fundamental dentro de la literatura latinoamericana. Es por eso, y por muchas razones más, que es necesario hablar de él.

Ernesto-Sabato-4

***

Ernesto Sábato

Se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó la vocación literaria de Sábato. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur.

Su carrera literaria estuvo influida desde el principio por el experimentalismo y por el alto contenido intelectual de sus obras, marcadas por una problemática de raíz existencialista.

 La obra de Sábato, que ha sido prestigiada con numerosos premios internacionales y difundida en múltiples traducciones, incluye además multitud de ensayos como Hombres y engranajes (1951), El escritor y sus fantasmas (1963), El otro rostro del peronismo (1956), Tango: discusión y clave (1963), La cultura en la encrucijada nacional (1973), Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo(1974), Apologías y rechazos (1979).

***

tu

El Túnel

Novela elaborada en 1948. El libro comienza con una gran frase que cito  “Todo tiempo pasado fue mejor”, la cual hace referencia a que la gente no se acuerda de lo que ocurrió en su vida y por ello piensa que el presente es difícil. El protagonista de esta historia es un exitoso pintor de nombre Juan Castell. Él es una persona solitaria, que solo se dedica a pintar en su taller. Él piensa que tanto el presente como el pasado son horribles, que siempre hay personas malas, que matan, que roban, y que vivimos en un mundo horrible.

Un día Juan Pablo  hace una exposición de sus obras, pero nadie le pone suficiente atención a su cuadro, solo una mujer, ella detecta cada detalle del cuadro, Castell la ve y enseguida siente una atracción inmediata hacia aquella dama llamada María Iribarne Hunter.Desde ese momento, los dos comenzaron una relación, Castell  logra conquistarla y ser el amante de ella, así vive por primera vez lo que es  el amor, pero cuando ella empieza a negarse y a irse para la estancia de Hunter,  primo de su esposo, Castell empieza a sacar  muchas conclusiones de celos en contra de ella.

Había pasado tiempo y en una de las ausencias de ella, él va hasta su casa a buscar noticias, y allí se encuentra con un  hombre ciego. Este recibe a Juan Pablo muy cortésmente preguntándole si es el pintor Castell. Él le responde que efectivamente, el hombre  le revela que su apellido es Allende y que es el esposo de María. Le cuenta que María usa siempre su apellido de soltera. En seguida, le entrega una carta que María ha dejado para el pintor, en donde le decía que lo amaba.

Un día Juan Pablo decide ir a la estancia para ver a María, fue allí donde se encontró con Hunter quien le presentó a una mujer flaca llamada Mimí. Hunter le explicó que María se había recostado porque se sentía mal. En un rato más bajo María y se fueron a la playa,  ahí tuvieron una conversación. Juan Pablo sentía que María era falsa, que le ocultaba cosas. Él abandonó la estancia creyendo que María lo seguiría pero no fue así. En su casa le escribió una carta a María en donde le decía que no entendía cómo podía estar con él, con Allende y con Hunter al mismo tiempo. Luego se arrepintió de haberla mandado y fue a buscarla pero en el correo no quisieron devolvérsela.

ernesto_sabato_el_tunel

La llamó a la estancia amenazándola con que si no venía él se mataría, quedaron de verse al día siguiente. Habían quedado de juntarse en la Recoleta pero María no llegó entonces él la llamó por teléfono y la sirvienta dijo que el señor Hunter la había llamado y ella había partido a la estancia.

Juan Pablo fue borracho y con mucha rabia a la estancia en el  auto de un amigo  una vez que llegó se escondió y esperó. Después de una espera interminable los vio tomados del brazo, los vio caminar largamente por el parque. Entonces comenzó la tormenta, con truenos y relámpagos, luego empezaron a caer las primeras gotas. Juan Pablo se trepó hasta la planta alta por la reja de una ventana. Entró en la galería y buscó su dormitorio, empuñó un cuchillo y abrió la puerta.

Cuando se acercó a la cama ella le preguntó tristemente qué iba a hacer, él le respondió que tenía que matarla por haberlo dejado solo, entonces, llorando le clavó el cuchillo en el pecho.

El autor  toma una parte de su vida para hacer esta novela, ya que Sábato además de escritor fue pintor,  refleja un poco de su vida en Castell, también Ernesto fue un hombre solitario ya que tuvo que abandonar   su hogar, su familia, sus comodidades en el invierno de 1935, cuando  era un muchacho de 24 años.  Ernesto y Castell perdieron a su madre, Sábato tuvo una niñez sola, con mucha tristeza.

Llego a la conclusión  de que este libro se llama el túnel,  como  el mismo Castell dice:   “…En todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío”. Ese túnel era su taller un cuarto oscuro lleno de amargura de soledad, ese túnel era su vida, vacía, triste., su cabeza como un laberinto obscuro.

***

Aquí debajo adjunto una de las versiones de la novela El Túnel adaptada al cine

Sin pulque no hay paraíso

¡Por tu pulquito nos cacharon!

Estábamos los tres sentados sobre la banca más arrinconada del parque San Juan, cerca de la calle Ayuntamiento. Cada uno con su vaso de poliestireno expandido, mejor conocido por los cuates como “unicel”, contemplando a la gente que paseaba por los alrededores mientras disfrutábamos de la sombra que nos regalaba un buen árbol.

Entre palabras y risas, Dulcinea; la única mujer entre dos hombres, con la cara casi pálida y en tonito preocupante nos dijo: ¡Aguas! Ahí vienen los polis. Inmediatamente intenté serenarme y comencé a pensar en un buen pretexto, hasta imaginé mi huida entre los niños juguetones del parque, pero no me quedó de otra más que esperar.

Se posó frente a mí un policía mal encarado, de tez morena y de estatura baja; más bien chaparrito, con su escuadra de achichincles a su espalda. Eran tres policías y una mujer. Tomó en sus manos el pequeño radio que traía consigo y, en números como: 3-6 o 6-4, mandó un mensaje que no pude entender. ¿Qué es lo que traen en los vasos? Me preguntó directamente como si fuera yo el líder de la banda. Licuado, oficial; le contesté. Me miró como intentado encontrar en mis ojos la respuesta que tanto esperaba, volteó, observó a sus compañeros y arrancó de ellos una sonrisa de camaradería. ¿Puedo ver lo que es?, me dijo, desafiantemente. Claro, oficial.

pul

***

¡Súbanse Cabrones!

Repitió al menos un par de veces las mismas palabras: “No se pueden ingerir bebidas alcohólicas en vía pública” frase que, por supuesto, quedó bien grabada en mi mente. De verdad, le dije tímidamente, no sabíamos que no se podía ingerir pulque en vía pública. ¡Sí!, no sabíamos repitió el coro que venía conmigo. Pues voy a tener que remitirlos nos advirtió el “poli”. En ese momento, en mi mente comenzaron a pasar tantas imágenes, como fotografías, donde yo posaba para la cámara de los reporteros de nota roja. Me quedé en silencio.

Al menos, la camioneta nos paseó por el centro, me dijo Juárez con la sonrisa que le caracteriza. Todo había sucedió así: el oficial junto con sus chalanes nos subieron a “la camioneta blanca”, aquella que frecuentan los rateros, vendedores ambulantes, grilleros, verduleros y sus correspondientes femeninos también. Sobre el mítico carro recorrimos el Eje Central; con nuestras caras de bobos, un pequeño tramo de Tacuba; ya resignados totalmente, la Plaza de la Constitución; con la vergüenza trepada en los hombros, hasta llegar precisamente a la Calle de Brasil –calle que por las noches parece un verdadero infierno- donde, por fortuna, Dulcinea fue liberada de tan penoso acto.

Pues ustedes dos se quedan, nos dijo el oficial. Le miré la cara a Juárez y sabía que estaba nervioso, mas no tenía ni un gesto de miedo. La noche se dejó caer sobre la ciudad y a nosotros, por el momento, nada nos sucedió.

lo

***

“Las ratas miden 1.70, mi poli”

¿Es en realidad nuestro sistema mexicano un ejemplo de justicia? ¿Los policías verdaderamente hacen bien su trabajo? No se trata de generalizan, ni mucho menos de buscar “moros con trinchetes”. La simpleza de la anécdota sirve como referencia clara de un país donde los verdaderos delincuentes se encuentran en las calles, en oficinas, despachos o hasta en curules bien adornados. Y donde, casi como tradición mexicana, se les permite “trabajar” en la comodidad de la impunidad.

¿Es verdaderamente una falta grave a las normas del estado el tomar un pulque a media calle sin molestar a nadie? Las leyes son lo bastante claras: “No ingerir bebidas alcohólicas en vía pública” y entonces dónde quedan todas esas personas que presumen la “stopa” húmeda de thinner que traen en las manos, dónde quedan las “narcotienditas” que cumplen con el ejemplo más claro del mercado negro, dónde quedan los asaltos al transporte público o el aumento en los secuestros y extorsiones.

Seguramente toda la violencia no quedará guardada en archivos, ni en los discos duros de las computadoras de los ministerios públicos, sino todo lo contrario quedará plasmada en el inconsciente de las personas, de las que sobrevivimos con inseguridad.

11_t670x470

Mi novia se me está poniendo existencial

En esta entrada encontrará usted, de una vez por todas, el acercamiento (del tercer tipo) con la corriente del pensamiento conocida como Existencialismo.  Conocerá un poco de la literatura relacionada con la corriente y los teóricos más importantes.

¡Pase por favor!

sartreJean-Paul Sartre

Los Antecedentes

Sus antecedentes datan del siglo XIX. Desde el pensamiento de Soren Kierkegaard y Friedrich Nietzsche hasta el pesimismo de Arthur Schopenhauer, así como en las novelas de Fiódor Dostoyevski. Ya para el siglo XX, entre los filósofos más representativos del existencialismo se encuentran Martin Heidegger, Karl Jaspers, Jean-Paul Sartre, Miguel de Unamuno, Simone de Beauvoir y Albert Camus.

¿Qué es el existencialismo?

En términos sencillos el existencialismo es un amplio movimiento intelectual en el que hay filósofos, psicólogos, novelistas, dramaturgos, artistas, músicos, directores de cine, comediantes cuya influencia se extiende hasta nuestros días.

El movimiento existencialista se define más por una serie de preocupaciones comunes que por un conjunto de principios suscrito por todos los pensadores existencialistas, si bien existen ciertos principios que la mayoría de ellos comparte. Al existencialismo le preocupa  en primera instancia, proporcionar una descripción coherente de la naturaleza humana que incorpore plenamente las verdades fundamentales o existencialistas (aquí abajo las agrego).

Las verdades fundamentales o existenciales

Ninguna persona es una entidad fija como las sillas o las piedras, somos todos seres indeterminados, ambiguos, en un constante proceso de devenir y cambio. Todos somos libres y no podemos dejar de serlo. Todos somos responsables de nuestras acciones y nuestras vidas están llenas de deseo, culpa y angustia, en especial la angustia de nuestro ser. Esto nos lleva a padecer emociones tan molestas como la culpa o la vergüenza.

Y, para rematar, estamos condenados a morir desde el momento en que nacemos en un universo absurdo en el que Dios es, por lo menos, un personaje esquivo y, probablemente inexistente.

adios-mundo-cruel

¡Adiós mundo cruel!, EL FER

Jean-Paul Sartre y El MURO

El Muro es la colección de novelas cortas publicada en 1939 por Sartre. Cuando la leí (tengo que admitirlo) no sabía que el libro pertenecía al movimiento literario generado en la época del auge existencialista. Tengo que admitir, también, es de lo mejor que he leído en mi corta e ignorante vida. Las cinco novelas cortas: El Muro, La Cámara, Eróstrato (mi favorito), Intimidad y la Infancia de un Jefe conforman la espléndida lectura que te llevará por los caminos más insignificantes y decadentes del ser humano.

el-muro

Les dejo esta parte del libro EL EXTRANJERO de Albert Camus 

(clic en el nombre del libro para ver el libro en PDF)

“Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: “Falleció
su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias.” Pero no quiere decir nada. Quizá
haya sido ayer.”

El fotógrafo desnudo: Robert Mapplethorpe

mapplethorpe_self_portrait

       Self Portrait, Robert Mapplethore, 1980.

Robert Mapplethorpe fue un fotógrafo estadounidense (1946- 1989), es  reconocido  como maestro del blanco y negro,  el tercero de seis hijos, y creció en un entorno católico romano, Cursó estudios superiores en el Pratt Institute de Brooklyn desde 1963 a 1970, donde produjo obras de arte en una variedad de medios de comunicación.

“Nunca me gustó la fotografía”, fue citado diciendo, “No la fotografía en sí. Me gusta el objeto. Me gustan las fotos cuando las tienes en la mano”.

 Fue reconocido y criticado sobre todo por sus fotografías de desnudos, ya que en esa época resultaba indecente. Pero a él no le importaba lo que decía la gente “Siempre pensé que era bueno. Lo frustrante es cuando otra gente no está de acuerdo”.

Incluso su padre también estuvo en desacuerdo con sus fotos, Robert mencionó “Mi padre quiere que sea como mi hermano. Pero no puedo serlo y  nunca hubiera hecho lo que hice si hubiera considerado a mi padre como una persona a quien quería complacer”

  Lo que le importaba a Mapplethorpe era plasmar en las fotografías cosas nuevas,  las cosas como únicas.  Decía “Estoy buscando lo inesperado. Estoy buscando cosas que no he visto antes”

Algunas de sus  más grandes obras:

En la década de 1980 realiza fotografías de desnudos de aspecto escultural, tanto de hombres como de mujeres. El primer estudio de Mapplethorpe estaba en el 24 de Bond Street, en Manhattan. Para la década de 1980, Sam Wagstaff le dio 500.000 dólares para comprar un loft en el último piso del 35 West 23rd Street, donde vivía y tenía su estudio de trabajo.

Mapplethorpe introdujo nuevas técnicas y formatos para su obra tales como : polaroids en color, fotograbado, platino impreso en papel y lino, Cibachromes e impresiones de tinta de color transferida, así como sus anteriores impresiones de gelatina de plata en blanco y negro.

Robert Mapplethorpe el 27 de mayo de 1988 establece la organización The Robert Mapplethorpe Foundation  , unos diez meses antes de su muerte, para proteger su trabajo, estableció un mandato inicial de promover el reconocimiento de la fotografía como una forma de arte de la misma importancia que la pintura y la escultura. Y añadió el segundo mandato de apoyo a la investigación médica en el área de la infección del SIDA y el VIH.

Robert Mapplethorpe  muere el 9 de marzo de 1989, en un hospital de Boston, Massachusetts, por complicaciones derivadas del sida.

Robert Mapplethorpe es considerado hoy por hoy uno de los fotógrafos más uno de los fotógrafos más controvertidos y polémicos del siglo XX.

Aquí les van mis fotos preferidas:

Li

Lydia Cheng, 1987

los

Ken Moody and Robert Sherman, 1984

des

Lisa Lyon, 1980

hom

Dennis, 1978
dess

Dan S., 1980

Monsiváis: Las Seis Vidas del Gato (Segunda Parte)

En esta entrada encontrará algunos fragmentos de la obra de Carlos Monisváis, también podrá disfrutar de la pequeña visita que hicimos a su museo: “El Estanquillo”

DSC_0526

“El Estanquillo” Foto: Carlos Martínez

Cuarta Vida:

Dice Carlos Monsiváis en su libro Amor Perdido sobre José Alfredo Jiménez:

“José Alfredo es el vehículo del desamparo, del momento de la franqueza cuando no hay a quien mentirle ni de quien huir y la obsesión es tan grande que justifica la vida aun si su origen es insignificante o inventado… En sus letras y melodías no hay subterfugios, distracciones poetizantes o sofistiquerías. A lo que los truje verso y pentagrama”

Quinta Vida:

Escribe Monsiváis en su libro Los mil y un velorios en la nota preliminar:

“¿Es la nota roja una gran novela colectiva, con episodios culminantes como hitos de la pequeña historia? Para acercarme, muy parcialmente, al fenómeno, he intentado una crónica de la nota roja en la Ciudad de México en el siglo XX (sé que al hacerlo reincido en la actitud centralista y de antemano me disculpo con los esfuerzos homicidas en las regiones)… El tema avasalla, cualquier aproximación es limitada y sólo quise dar constancia de la perdurabilidad de un género, y su relación feroz y entrañable con la sociedad”

Señoras y señores, la crónica de un asalto, hecha por el Haragán y Cia. ¡Disfruten!

Sexta Vida:

El museo del Estanquillo ubicado en Isabel la Católica 26, esquina con Av.Madero en el Centro Histórico de la Ciudad es la gran colección que Carlos Monsiváis recopiló a lo largo de toda su vida, incluyendo, periódicos (antiguos y actuales), pinturas, textos, libros, piezas antiguas, entre otras cosas. El horario es flexible y, por si fuera poco, se imparten talleres para todas las edades con actividades distintas que alientan al visitante a que concurra en el museo. Para los que quieran visitarlo se encuentra en exposición los grabados de José Guadalupe Posada que Carlos Monsiváis tenía en su poder.

la-catrina-de-posadas-tan-manoseada-ella

Grabado de José Guadalupe Posada

Para finalizar les dejo este video especial que homenajeó a Monsiváis a sus pocos meses de haber fallecido:

¿Romanticismo? ¡Wuákala!

Encontrará usted en esta entrada una modesta aproximación al antecedente, origen e idea del periodo conocido como Romanticismo.

Encontrará también pinturas, literatura y música correspondiente al movimiento.

Gustave_Courbet_auto-retrato

Autorretrato, Gustave Courbet.

 ¡Wuákatelas! Lo mismo pensé cuando escuché la palabra Romanticismo. Me imaginé frente al televisor llorando con alguna telenovela o, es más, cantando esas canciones pegajosas que salen en la radio, sí, esas que hablan de parejas eternamente enamoradas que se besan apasionadamente en algún metro solitario de Madrid. ¡Pero no! El concepto tenía algo más que dar, algo más que informar. Una revelación que me rompió el cerebro: ¡Todos somos románticos!

El Origen

Todo se originó en Alemania. Al menos eso dicen los investigadores que conocen el tema. Lo cierto es que a finales del siglo XVIII existía un descontento general contra los poderes absolutistas (entiendo al absolutismo como un todo, desde ideología, periodo histórico, régimen político, gobierno o estado, donde el poder político del gobernante no estaba sujeto a ninguna limitación fuera del la ley divina, palabras más, palabras menos). Las monarquías eran parte, también, del malestar de los pueblos que se oponían a la razón, sí, la razón instaurada por la ilustración.

Para ser más claro y no aventar tanto chisme: Las personas estaban hartas del poder absoluto que tenían sus reyes y gobernantes, el mundo estaba transformando su conciencia, su cosmovisión.

Claro de Luna, Ludwig van Beethoven

Sturm und Drag

El Sturm und Drag (Tormenta y Pasión) fue un movimiento literario, que también se manifestó en la música y las artes visuales, formado por  Johann Gottfried von Herder y su discípulo Goethe, además de diferentes exponentes, también se encontraba Friedrich Schiller.

Y ¿para qué tanto choro? ¡Ah! pues porque el movimiento es considerado como la base principal de los futuros románticos de la época, (o sea we) el antecedente más importante.

***

Les dejo un fragmento de la dedicación de la obra Fausto de Juan Wolfang Goethe:

Como a una vieja leyenda  casi olvidada, os acompañan el primer amor y la amistad; el dolor se renueva; la queja vuelve a emprender el errático y laberíntico camino de la vida y pronuncia el nombre de aquellas nobles personas que, engañadas por la esperanza de días de felicidad, han desaparecido antes que yo.

***

¿Qué es lo que  planteaba el Sturm und Drag?

Entre otras cosas, se concedió a los artistas la libertad de expresión de la subjetividad individual. Para que me entiendan, o entendamos mejor, la subjetividad, que venía de los sentimientos del alma y no de la razón, era la máxima expresión de todo artista, la fuente interminable de expresión. Se alentaba la emoción en contraposición a los límites que había impuesto el racionalismo de la ilustración. Como pueden ver, el Romanticismo fue un movimiento transgresor de la época ¿no creen?

saturno_devorando_a_sus_hijos3

 Saturno devorando a un hijo, Francisco de Goya

Filosofía del Romanticismo

La idea del Romanticismo surgió como una expresión filosófica (y luego artística) que repercutió en el mundo entero. Friedrich Schelling, considerado como el filósofo iniciador, postuló que el mundo era un poema creado por un principio absoluto y el artista era el único capaz de revelarlo (¡qué idea tan fumada!).  Entre las ideas de Friedrich destaca aquella que formula al arte como una creación consciente que con el transcurso del tiempo se vuelve un acto no consciente. Llegando con tal afirmación a la siguiente hipótesis: “la intuición estética es la intuición intelectual hecha objetiva”. 

Sobre las Olas, Juventino Rosas

¡Comenten qué le gustaría leer en el Blog! Hasta la próxima entrada y me despido de ustedes con el siguiente fragmento:

***

“No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia” Edgar Allan Poe (fragmento el Gato Negro)

***