El túnel de Sábato

Esta entrada está dedicada al trabajo del escritor argentino Ernesto Sabato. Su novela “El Túnel“, y todo su demás trabajo, son parte fundamental dentro de la literatura latinoamericana. Es por eso, y por muchas razones más, que es necesario hablar de él.

Ernesto-Sabato-4

***

Ernesto Sábato

Se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó la vocación literaria de Sábato. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur.

Su carrera literaria estuvo influida desde el principio por el experimentalismo y por el alto contenido intelectual de sus obras, marcadas por una problemática de raíz existencialista.

 La obra de Sábato, que ha sido prestigiada con numerosos premios internacionales y difundida en múltiples traducciones, incluye además multitud de ensayos como Hombres y engranajes (1951), El escritor y sus fantasmas (1963), El otro rostro del peronismo (1956), Tango: discusión y clave (1963), La cultura en la encrucijada nacional (1973), Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo(1974), Apologías y rechazos (1979).

***

tu

El Túnel

Novela elaborada en 1948. El libro comienza con una gran frase que cito  “Todo tiempo pasado fue mejor”, la cual hace referencia a que la gente no se acuerda de lo que ocurrió en su vida y por ello piensa que el presente es difícil. El protagonista de esta historia es un exitoso pintor de nombre Juan Castell. Él es una persona solitaria, que solo se dedica a pintar en su taller. Él piensa que tanto el presente como el pasado son horribles, que siempre hay personas malas, que matan, que roban, y que vivimos en un mundo horrible.

Un día Juan Pablo  hace una exposición de sus obras, pero nadie le pone suficiente atención a su cuadro, solo una mujer, ella detecta cada detalle del cuadro, Castell la ve y enseguida siente una atracción inmediata hacia aquella dama llamada María Iribarne Hunter.Desde ese momento, los dos comenzaron una relación, Castell  logra conquistarla y ser el amante de ella, así vive por primera vez lo que es  el amor, pero cuando ella empieza a negarse y a irse para la estancia de Hunter,  primo de su esposo, Castell empieza a sacar  muchas conclusiones de celos en contra de ella.

Había pasado tiempo y en una de las ausencias de ella, él va hasta su casa a buscar noticias, y allí se encuentra con un  hombre ciego. Este recibe a Juan Pablo muy cortésmente preguntándole si es el pintor Castell. Él le responde que efectivamente, el hombre  le revela que su apellido es Allende y que es el esposo de María. Le cuenta que María usa siempre su apellido de soltera. En seguida, le entrega una carta que María ha dejado para el pintor, en donde le decía que lo amaba.

Un día Juan Pablo decide ir a la estancia para ver a María, fue allí donde se encontró con Hunter quien le presentó a una mujer flaca llamada Mimí. Hunter le explicó que María se había recostado porque se sentía mal. En un rato más bajo María y se fueron a la playa,  ahí tuvieron una conversación. Juan Pablo sentía que María era falsa, que le ocultaba cosas. Él abandonó la estancia creyendo que María lo seguiría pero no fue así. En su casa le escribió una carta a María en donde le decía que no entendía cómo podía estar con él, con Allende y con Hunter al mismo tiempo. Luego se arrepintió de haberla mandado y fue a buscarla pero en el correo no quisieron devolvérsela.

ernesto_sabato_el_tunel

La llamó a la estancia amenazándola con que si no venía él se mataría, quedaron de verse al día siguiente. Habían quedado de juntarse en la Recoleta pero María no llegó entonces él la llamó por teléfono y la sirvienta dijo que el señor Hunter la había llamado y ella había partido a la estancia.

Juan Pablo fue borracho y con mucha rabia a la estancia en el  auto de un amigo  una vez que llegó se escondió y esperó. Después de una espera interminable los vio tomados del brazo, los vio caminar largamente por el parque. Entonces comenzó la tormenta, con truenos y relámpagos, luego empezaron a caer las primeras gotas. Juan Pablo se trepó hasta la planta alta por la reja de una ventana. Entró en la galería y buscó su dormitorio, empuñó un cuchillo y abrió la puerta.

Cuando se acercó a la cama ella le preguntó tristemente qué iba a hacer, él le respondió que tenía que matarla por haberlo dejado solo, entonces, llorando le clavó el cuchillo en el pecho.

El autor  toma una parte de su vida para hacer esta novela, ya que Sábato además de escritor fue pintor,  refleja un poco de su vida en Castell, también Ernesto fue un hombre solitario ya que tuvo que abandonar   su hogar, su familia, sus comodidades en el invierno de 1935, cuando  era un muchacho de 24 años.  Ernesto y Castell perdieron a su madre, Sábato tuvo una niñez sola, con mucha tristeza.

Llego a la conclusión  de que este libro se llama el túnel,  como  el mismo Castell dice:   “…En todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío”. Ese túnel era su taller un cuarto oscuro lleno de amargura de soledad, ese túnel era su vida, vacía, triste., su cabeza como un laberinto obscuro.

***

Aquí debajo adjunto una de las versiones de la novela El Túnel adaptada al cine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s