Monsiváis: Las Seis Vidas del Gato (Primera Parte)

Carlos_MonsiváisCarlos Monsiváis, acompañado de uno de sus gatos, en su estudio de la colonia Portales.

Primera Vida:

No existe otra persona que yo conozca, en mi corta experiencia como lector, que se haya dedicado a describir, de cabo a rabo, una de las ciudades más indescifrables y enigmáticas de la tierra: la Ciudad de México -el De Efe-. Las crónicas y ensayos que Carlos escribía llevan, sobre las letras, un aire de smog. Llevan, también, cientos de voces que habitan “la capirucha”  y que, día a día, se funden irremediablemente en una sola voz, la voz del pueblo.

 Jenaro Villamil escribe sobre la truculenta relación de “Monsi” con la ciudad:

“El amor más lúdico, intenso y complejo de Carlos Monsiváis fue la propia Ciudad de México”

df34setsertreertertertelm8

Ciudad de México, Miguel Ángel Zamora Silva

Segunda Vida:

Es la crónica urbana, a mi parecer, la pluma que reposó en la mano de Monsiváis. La ciudad, su gente y el imaginario colectivo son la fuente interminable -y trastornada-  que Carlos eligió para traducir su propia realidad y la de los demás, la de los “chilangos

En una de sus frases Monsiváis reflexionó sobre el tema:

“Desde siempre he visto al Distrito Federal no como Ciudad, sino como Catálogo,Vitrina, Escaparate

Les dejo esta canción, de mis favoritas, que habla de algunas de las calles de la Selva de Concreto

Tercera Vida: 

Este es un fragmento de su autobiografía que me pareció interesante rescatar. Es una de las tantas formas con las que se puede describir a Monsiváis, escrita por él mismo:

“Soy como un gato sin elasticidad, sin gracia y sin siete vidas. Entonces un gato despojado de virtudes indiscutibles. Cuando pienso que tengo una sola vida, me gustaría ser gato, pero cuando observo mis movimientos observo que lo felino no se me dio. Creo que procedo con rapidez, pero no sé si es la rapidez que dirige al abismo o es una rapidez más fructífera”

monsi porquete vais

¡Hey! Échenle ojito a la canción del “Profeta del Nopal” (muy buena rola) pa’ que vea que el metro, segmento subterráneo de la ciudad, también tiene su mini-historieta:

Para no hacerla tan larga, ni aburrida, continuaré con las siguientes Tres Vidas del Gato en la siguiente ocasión.

(¿Qué te gustaría leer de Monsiváis?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s